Biografía

Grace Kelly nació en una família católica de ascendencia irlandesa, el 12 de noviembre de 1929, en Filadelfia, en el estado de Pennsylvania.

Después de haber participado del cuerpo expedicionario americano en Francia, en  1917, y de haber sido campeón olímpico de remo por dos veces en el início de los años de 1920, su padre hizo su fortuna con una empresa de construcción.

Su madre, bella y culta, deliberadamente optó por  privilegiar la casa depués de haber sido una de las debutantes más concurridas.

Ambos, dotados de gran carisma y energia, criaron a sus cuatro hijos con cariño y atención, pero con estrictos princípios morales, con espíritu emprendedor, esfuerzo y responsabilidad, al mismo tiempo protegiéndolos del clima de dificultades sociales del período de la Gran Depresión.

Grace, su segunda hija, era dulce, sensíble e introvertida.

En la adolescencia, la naturaleza soñadora y poética la aproximó de su tío Georges Kelly, un hombre famoso de letras que fue galardonado con el prestigioso  Premio Pulitzer.

A finales de los años en 1940, Grace estudió en la Academia Americana de Arte Dramático, en Nueva York,  y llevó la vida de un aprendiz de actor de buena família, viviendo en un internado para jóvenes solteras y trabajando como maniquí
para pagar sus estudios.

Rápidamente, empezó a participar de presentaciones en el teatro y de emisiones dramáticas en vivo para la televisión, que en la época estaba en pleno auge.

Su talento, su belleza, su encanto y profesionalidad atrajo la atención de los cazatalentos de Hollywood.

Así, desde Matar o Morir (High Noon), en 1952, en que Grace actuó junto con el actor Gary Cooper, su carrera se aceleró de manera impresionante.

Contratada por la MGM, y también requisitada por otros estudios, le generó conflictos, ella dió pruebas de una determinación poco común para convertirse en la mejor actriz de los medios de comunicación en 1954, ganando el Oscar por Amar es Sufrir.

Sin embargo, fue Alfred Hitchcock quien la hizo entrar definitivamente en el círculo de las superestrellas legendarias cuando le confió tres papeles principales: en Disque M para Matar en (1954), Ventana Indiscreta (1954) y Atrapa a un Ladrón en (1955).

Fue durante el rodaje de este último que ella conoció el Principado de Mónaco.

Ella encarnó el ideal femenino del maestro del suspense, con quien desarrolló una amistad inquebrantable.

A pesar de los inevitables romances inventados por la prensa con socios degran prestígio, como Clark Gable, Cary Grant y William Holden, su vida privada se mantuvo discreta.

Su asunto principal no fue nada menos que el famoso diseñador de moda Oleg Cassini, a pesar de la renuencia de sus padres acerca de un hombre brillante, sin dudas, pero que ya no era católico y divorciado.

En el Fesstival de Cine de Cannes de 1955, su encuentro con el príncipe Rainier III durante una visita al Palacio de Mónaco, organizado por la revista Paris Match, ha cambiado radicalmente su destino.

Después de una visita del príncipe a la família Kelly durante la Navidad, el anuncio del compromiso provocó una avalancha en los medios de comunicación, teniendo incluso en mayor medida en lo que se llamó “la boda del siglo”, el 19 de abril de 1956.

Renunciando al cine, y dedicándose a los hijos Caroline (1957), Albert II (1958) y Stephanie (1965), dividiendo las tareas y responsabilidades con su esposo, elpríncipe Rainier, y dedicándose incansablemente al servicio del Principado y de los monegascos, la princesa Grace ha cumplido su papel a la perfección con las famílias reales europeas, en los ambientes sociales, ambientales, culturales y en el escenario internacional.

Su nobleza de carácter y su carisma trajeron un aura de glamour que fascinó a los medios de comunicación y se reflejó en el prestígio del Principado.

Vale la pena subrayar la importancia de los trabajos que desarrolló en el ámbito social, ambientales y culturales, dando un brillo sin igual a Mónaco.

El 14 de septiembre de 1982, a los 52 años, la princesa Grace murió como consecuencia de un accidente de coche.